Información

Monumentos históricos

Castillo de Sajazarra.

Construido en el siglo XV al transformarse la villa en señorío de los Velasco. Por su buen estado de conservación es una de las fortalezas más bellas de La Rioja. Actualmente es propiedad particular.

Está construida en piedra de sillería. Su configuración es parecida al Castillo de Cuzcurrita de Río Tirón, con un recinto exterior rectangular, cubos redondos en las esquinas y flanqueando la puerta de acceso. En el centro del reducto se levanta la torre del homenaje, de planta también rectangular, con torreones octogonales en sus esquinas, coronada con matacanes y almenas.

Restos de la muralla y puerta denominada El Arco

El trazado de la muralla, de forma trapezoidal, es de la segunda mitad del XIII, de la época de Alfonso X el Sabio, y sólo se puede reconocer ya en las traseras de las casas. De las cuatro puertas que poseía se conserva la denominada el Arco, situada entre la iglesia y el Ayuntamiento viejo, gótica de los siglos XIV o XV.

Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción

Su origen se sitúa en 1171 cuando Alfonso VIII de Castilla fundó en el lugar el monasterio cisterciense de Santa María de Sajazarra.

El templo actual, construido en piedra de sillería y mampostería, está adosado por su muro norte a la muralla y es una suma de construcciones de varias épocas. Consta de tres naves: la central, del último cuarto del siglo XII, la de la epístola, de los siglos XIII y XIV, y la del evangelio, del siglo XVI, excepto su último tramo que parece ser un torreón del XIII. Los arcos de comunicación de las tres naves son del siglo XVIII, y la torre es barroca, realizada por Juan de Azcoitia y Pedro de Elejalde entre 1698 y 1702. El templo fue restaurado en 1994.

Su interior alberga una imagen de la Virgen de la Antigua. Cuenta con un retablo renacentista.

Ermita de Santa María de Cillas

Se sitúa a kilómetro y medio de la población en dirección a Castilseco.

Edificio románico, de sillería y mampostería del siglo XIII. Fue reformada entre los siglos XVI y XVIII, además de en 1945. Posee un retablo neoclásico, obrado por Leonardo Gurrea hacia 1804, y púlpito y facistol barrocos. De ella procede la Virgen de Cillas, patrona de la villa y que hoy se encuentra en la parroquia.